Bajar la pensión de alimentos

Es muy importante saber para los padres y madres divorciados que se puede bajar la pensión de alimentos que se decretó en la sentencia de divorcio, indepentemente de que fuera por un divorcio de mutuo acuerdo o bien por un divorcio contencioso.

Si se fijó una pensión de 300 € por hijo, y hay 2 hijos, el cónyuge obligado al pago ha de pasar todos los meses sin excepción una pensión de 600 €; a eso habrá que añadir el 50 % de los gastos extraordinarios que tenga cada hijo.

Supongamos que el padre (o la madre) que tiene que pagar esta pensión tiene un sueldo de 2.000 € netos al mes, previsiblemente, no tendrá problemas para abonar esta pensión de alimentos.

Si, por otro lado tenemos los gastos normales al mes que tiene una persona normal, calculemos, (ojo es un mero ejemplo).

Vivienda: 450 €

Luz: 40 €

Agua: 20 €

Móvil: 40

Alimentos: 200 €

Gasolina: 150 €

Ropa: 100 €

Con todo esto ya tenemos 1.000 €, a lo que tenemos que sumar los 600 € de pensión más los gastos extraordinarios.

Como podemos ver, ya empezamos a estar justitos.

Ahora bien, supongamos que tenemos la mala suerte, como miles y miles de españoles en estos tiempos que corren que nos reducen el sueldo, o lo que es peor, que nos despiden.

La cosa se complica, y debesmos subsistir para poder seguir ayundando a nuestros hijos, ahora bien, si no se ayuda uno primero asimismo, mal podrá ayudar a sus hijos.

En estos casos, lo que hay que hacer es solicitar al juzgado una modificación de la pensión de alimentos para bajarla.

Lo que no hay que hacer, y es lo que muchas personas hacen es dejar de pasar la pensión de golpe y porrazo sin notificar esta situación al juzgado. Esta situación no es recomendable por muchas razones, pero la primra es que la otra parte puede pedir una ejecución de sentencia y llegar incluso a pedir el embargo de cuentas y bienes que estén a nuestro nombre.

La modificación de medidas definitivas para pedir bajar la pensión de alimentos es un proceso relativamente sencillo y bastaría con reflejarle al juez mediante documentación que nuestra situación ha cambiado y que no podemos pasar la pensión de alimentos que se fijó en su dia en la sentencia, por mucho que la firmáramos de mutuo acuerdo.

No obstante, si ganamos menos dinero o tenemos menos ingresos, ese hecho tiene que ser posterior a la sentencia de divorcio, y además debe ser considerable (no podemos presentar una modificación de medidas porque ganemos 30 € menos al mes, pe), la bajada de ingresos ha de se constante y no eventual (por un mes o dos), y las circunstancias que hacen que nuestro dinero disminuya deben ser ajenas a nosotros, y sobre todo poder acreditarlo.

www.jrabogados.es